CURSOS ONLINE

DE PALEOGRAFÍA PRÁCTICA GRATUITOS

 

For a complete list of FREE PALAEOGRAPHY training courses clic here

Para ver una lista completa de cursos de paleografía, clique aquí

 

Aquí se reúnen diversos cursos interactivos gratuitos en internet que permiten practicar paleografía sin necesidad de pagar ni de registrarse siquiera. La única traba que ofrecen es que no están explicados en español, aunque algunos tengan facsímiles en dicha lengua. Para facilitar la comprensión, aquí ofrezco unas pautas básicas para poder usar muchos de ellos sin tener que saber el idioma de presentación. También se hallan en estos cursos diversas láminas en latín, inglés o  francés antiguo, para quienes deseen practicar.

Estas palabras son en parte un resumen de un artículo que he publicado recientemente, cuya referencia bibliográfica es Leonor Zozaya: “Cursos online de paleografía: herencias, limitaciones, logros y propuestas”, El profesional de la información, vol. 23, num. 5 (sept-oct 2014), pp. 475-484. Quien desee seguir leyendo ha de hacer clic aquí (es gratis), para respetar la publicación original de donde proceden los breves extractos expuestos. Aquí he suprimido el aparato crítico, sólo constan los datos precisos para practicar paleografía de lectura. Con el fin de facilitar la comprensión, citaré entre paréntesis ciertos extranjerismos donde hay que hacer clic (ejemplo: clic en hint) para poder acceder a los ejercicios. (Si alguien busca información sobre mis cursos en línea, ha de dirigirse aquí)

1. Spanish Paleography

Se trata de una gran iniciativa del Dominican Studies Institute (Nueva York) para aprender paleografía hispánica. Aunque los documentos antiguos están escritos en español, se ofrecen en inglés tanto el curso como las instrucciones de uso. Pero son unos ejercicios tan nítidos que se puede sacar rendimiento sin ser angloparlante. Hasta el punto de que, en mi opinión es la herramienta más útil de Internet para hispanoparlantes no angloparlantes (y también una de las mejores para los angloparlantes).

figura 1

Directamente relacionado con su utilidad, su aportación más original radica en la sencillez de la presentación y la inmediatez de sus resultados. Los facsímiles se localizan fácilmente (en select a document). Si se coloca el cursor sobre una letra, automáticamente se destaca la palabra a la que pertenece, al quedar rodeada por un perímetro azul (figura 1).

A la par, aparece la transcripción (de la palabra, no de cada letra). Haciendo clic en el mismo sitio, asoma un recuadro con más información (alfabeto, abreviaturas, etcétera).  Además, con cada facsímil se adjunta en PDF la transcripción y un alfabeto (figura 2), que se ve a la par que el documento antiguo. Aunar en la misma plana lámina y transcripción es muy práctico.

figura 2

2. Scottish Handwritting

Esta herramienta está patrocinada por los archivos nacionales de Escocia. Ha sido realizada por investigadores y profesores usuarios de sus archivos. Ofrece un curso para aprender a leer la letra de la Edad Moderna (del año 1500 al 1700) redactada por escribanos del país. Lo que aquí más interesa son los ejercicios del curso (en tutorials). Tienen tests con la mayoría del texto transcrito, salvo ciertas palabras que ha de descubrir el aprendiz (figura 3). Este método práctico permite aprender fácilmente a leer nuevas grafías casi de forma inconsciente.

figura 3

El curso es muy completo, pues además contiene otras informaciones y materiales de apoyo muy útiles. Adjunta por ejemplo un glosario; teoría paleográfica; alfabetos con imágenes de cada letra; estudios sobre numerales y cronología. Además, proporciona nuevos ejercicios semanalmente; también, consejos para mejorar el rendimiento de la lectura paleográfica. Da una recomendación original, en el sentido de que pocos programas digitales la proponen. Consiste en pedir al alumno que escriba la frase sic braw secretarie hand, que incluye las letras más problemáticas de leer en ese tipo de escritura.

La calidad de las imágenes es buena, aunque esperemos que los cursos telemáticos del futuro ofrezcan posibilidades tan sorprendentes como las resultantes de la aplicación tridimensional del mapamundi de la catedral de Hereford (véase en 3DScan).

3. Medieval Writing

figura 4

Se trata de una iniciativa privada procedente de Australia, del matrimonio de profesores Diane y John Tillotson. Anuncian un método para aprender sólo paleografía medieval, pero el curso es más completo porque realmente ofrecen ejercicios con documentos y epígrafes cuyas cronologías abarcan desde el siglo IV hasta el XVI. Al igual que otros sistemas, incluye información relativa a la historia de la escritura y la lectura, así como la evolución de cada letra en diferentes ciclos escriturarios. Del mismo modo, explica las particularidades complejas de ciertos nexos y letras.

figura 5

El mérito de este sistema radica en incluir ejercicios de paleografía novedosos. Son cuantiosos, por lo que sólo reseñaré los más intuitivos. Una de las pruebas proporciona varios facsímiles (en index of scripts, escogiendo cualquiera de las listas). Se elige uno y, al situar el cursor en cualquiera de sus letras, aparece la transcripción de la palabra o de la frase (no de cada letra suelta) donde se inserta la citada letra (figura 4).

Otro logro de este curso se halla en la sección de ejercicios (en paleography exercices, figura 5). Colocando el cursor sobre una letra de imprenta actual, un vector rojo se desplazará hasta la representación gráfica del carácter antiguo con el que se corresponde. Existe además la misma aplicación para ver abreviaturas (en abreviattions).

De la misma forma, acudiendo a otros facsímiles para practicar con ejercicios de paleografía, buscando la transcripción (en transcript, línea inferior derecha, figura 6), ésta aparece inmediatamente.

4. English Handwritting

El citado curso ha sido realizado voluntariamente por estudiantes, académicos y técnicos de la Universidad de Cambrigde (Inglaterra). Versa sobre paleografía de los años 1500 a 1700. Su gran acierto telemático se halla en sus ejercicios interactivos (en course lessons). Permiten ver a la vez el facsímil más dos ventanas inferiores (figura 7); la izquierda permite transcribirlo (en model transcription), con la posibilidad de acceder al PDF de la solución. La ventana derecha (en about this hand) informa del tipo de letra, y adjunta la bibliografía pertinente. figura 7

Además, ofrece materiales complementarios, por ejemplo alfabetos, glosario, facsímiles, estudio histórico, pautas de cronología, convenciones internacionales de transcripción, bibliografía, recursos en Internet, enlaces a otros cursos de paleografía, o incluso proporciona un manual de escribanos del año 1618 digitalizado, aportación inusitada en los demás programas.

5. Palaeography & Latin Palaeography

Los Archivos del Reino Unido han creado dos programas docentes muy completos. Destacan asimismo por la riqueza de materiales complementarios. Ofrecen dos cursos (en reading old documents). Uno, denominado Latin Palaeography, con facsímiles en latín medieval, y otro, Palaeography, con repertorios documentales en inglés de época posterior. figura8 

Su curso de paleografía latina, en Latin Palaeography, abarca facsímiles del año 1086 al 1500. Sólo ofrece documentos en latín, lengua sobre la que además brinda gratuitamente dos seminarios digitales (para principiantes y avanzado). También facilita información y materiales de apoyo similares a los de otros cursos (con abreviaturas, alfabetos, glosario, bibliografía y normas de transcripción, necesarias para aplicar en las pruebas). Igualmente, proporciona facsímiles con sus transcripciones y traducciones.

figura9El apartado que aquí más interesa alberga diversos tipos de lecciones (en lessons). Allí, al dirigir el cursor hacia un ejercicio para ir a transcribir el facsímil (en transcribe document), aparece un fragmento destacando cada renglón (figura 8). Para transcribir, tiene un espacio rayado para rellenar  cada línea. Se puede pedir pistas (en hints), que despejan dudas relativas a los aspectos gráficos del documento.

A la par, incluye otra actividad fácil y amena para aprender a leer las abreviaturas (en abrreviation matching activity). Éstas aparecen desarrolladas en caracteres actuales de imprenta, y hay que vincularlas a su correspondiente facsímil.

También cuenta con un ejercicio interactivo original para mostrar los alfabetos de cada facsímil (en explore letters). Se ve representada una máquina mecanográfica (figura 9) en la que, presionando cada tecla, aparece la letra con su correspondiente grafía antigua. Esto es muy didáctico, capaz de motivar más al alumno que los clásicos alfabetos estáticos. 

figura10El segundo curso digital de los archivos nacionales ingleses se denomina Palaeography. Sus facsímiles, escritos en inglés, abarcan desde el año 1500 al 1800. Accediendo a los ejercicios interactivos (en interactive tutorial) se presentan los textos ordenados según su dificultad. Al  elegir uno (figura 10), el sistema permite transcribir por renglones. Ofrece siempre la solución de la primera línea, acierto didáctico ya comentado. Tras completar la transcripción de cada renglón, permite evaluar (en submit), y automáticamente aparece una estadística de las palabras acertadas y falladas. A diferencia del curso tan ágil recién mencionado, este apartado ofrece un alfabeto  estático. De esta guisa con el resto de materiales como el glosario, el facsímil o la transcripción completa.

El sistema cuenta también con un juego (en “game, ducking stool”) representado por una xilografía que muestra una antigua forma anglosajona de castigo público llamado ducking stool. Éste consistía en atar una persona a una silla y sumergirle en el agua. El juego que proponen versa sobre el siguiente supuesto del siglo XVII. Una mujer ha sido acusada de un crimen, y sólo la liberarás transcribiendo correctamente los fragmentos facsimilares que van apareciendo. Si fallas, mientras ella cae al agua, un mensaje te mostrará la solución correcta. Pese a la selección cruenta de la chanza, considero un acierto restar solemnidad al aprendizaje.

6. Interactive Album of Mediaeval Palaeography; Album interactif de paléographie médiévale

figura11

Este álbum interactivo de paleografía medieval (siglos IX al XV) está coordinado por Marjorie Burghart (EHESS, CIHAM). Además de ocuparse de elaborar numerosos ejercicios de transcripción, tiene méritos digitales. Entre otros, es la artífice de desarrollar el sitio web y de crear el XML/TEI del curso. Este álbum usa el software libre Paleography que permite a cualquier grupo de paleógrafos reproducir el mismo modelo de curso digital (véase el epígrafe 7).

El álbum se presenta en francés e inglés, pero ofrece facsímiles en francés, latín e italiano. Permite elegir el ejercicio de transcripción según las centurias, la lengua o la dificultad de lectura, para aprender gradualmente (en la columna de la izquierda). Elegido un facsímil (figura 11), al situar el cursor sobre una letra, surge un marco rectangular que enmarca la palabra a la que pertenece la letra señalada. Para ampliar la imagen (en zoom), sólo hay que hacer clic en dicho rectángulo. Abajo hay casillas para transcribir palabras (no letra por letra), que se colorearán de verde si la lectura es correcta, o de rojo si es incorrecta. Más abajo se lee la transcripción.

7. Exercices de Paleographie avec les Comptes des Chatellanies Savoyardes

figura12

Estos ejercicios (figura 12) son en esencia iguales a los recién vistos. Su similitud se debe a que también usa el mismo software libre de edición animada de facsímiles ya comentado. En particular, sus presentes ejercicios de versan sobre documentos contables de Saboya. 

figura13

8. Theleme, Techniques pour l’historien en ligne

La Universidad de la Sorbona ofrece el curso theleme con ejercicios interactivos de transcripción. Destaca especialmente la sección de facsímiles interactivos. Adentrándose en sus carpetas (en dossieres documentaires), se hallarán los ejercicios telemáticos (en fac-similé interactif). Su virtud, ya vista en otros casos, radica en que al colocar el cursor encima de una letra aparece la transcripción del renglón completo (figura 13), aunque no de la letra. Incluye material complementario muy interesante, similar al ya comentado en otros métodos. En este sentido, incluye un diccionario de abreviaturas.

9. Scriptorium

figura14La Universidad de Barcelona más el grupo TAEDIUM han publicado un curso en Internet muy útil. Por ahora es el único programa informático español dedicado al aprendizaje de paleografía. Cuenta con varios méritos. Entre otros, incluye numerosos ejercicios de autocorrección (en exercicis autocorrectius) relativos a las abreviaturas, la cronología, la transcripción y los instrumentos de descripción. Por ejemplo, en un ejercicio concerniente a las abreviaturas (figura 14), si el aprendiz no sabe qué poner, el test da pistas, e incluso puede desvelar la respuesta, para enseñar con la técnica del ensayo-error. Su apariencia presenta cierto talante lúdico. Considero un acierto usar los juegos para reforzar el aprendizaje, según mencioné. 

figura15Destaca por su inmediatez el apartado del facsímil interactivo (en l’anàlisi documental), aunque por ahora cuenta sólo con dos documentos medievales en latín. Ofrecen la transcripción del renglón completo con tan sólo colocar el cursor sobre alguna letra (figura 15), igual que sucedía en otros cursos. Además, adjuntan materiales de apoyo a la docencia ya conocidos. Por ejemplo, una colección de facsímiles con su correspondiente transcripción en PDF. También cuenta con materiales docentes expuestos de forma muy didáctica.

Colofón

Permítaseme acabar con un lamento y una propuesta. Lamento que no existan cursos de paleografía digital en español, una de las lenguas más habladas del mundo. Es sorprendente, además, dada la riqueza de nuestros archivos históricos, sumada a la ingente cantidad de documentación digitalizada que tenemos en la red informática. Actualmente sería relativamente fácil cubrir ese vacío, gracias al software libre Paleography (citado en los apartados 6 y 7), creado para editar facsímiles interactivos con fines docentes, ideado por la mencionada Marjorie Burghart. Para ello, propongo juntar a un grupo de paleógrafos más algún programador informático. Muchas personas estaríamos encantadas de participar en esa empresa tan apasionante.

___

Para consultar la bibliografía pertinente o profundizar sobre el tema acudan directamente al artículo de donde procede (y donde se desarrolla) esta información, junto con su aparato crítico, en Leonor Zozaya: “Cursos online de paleografía: herencias, limitaciones, logros y propuestas”, El profesional de la información, vol. 23, num. 5 (sept-oct 2014), pp. 475-484.

 *

¿Cómo citar este blog?

Leonor Zozaya
creative.commons

Leonor Zozaya

Doctora Europeus en Historia, profesora de paleografía y materias afines, e investigadora modernista. Autora de páginas sobre Paleografía, redacción de textos, lutería, popular de tradición oral, arte cinético, etc. Ha desarrollado facetas vinculadas a la música, pintura y literatura.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusFlickr

9 pensamientos sobre “CURSOS ONLINE”

  1. For Latin and German medieval paleography I’d like to add Adfontes, a service created by the University of Zurich. You can train your paleography skills on that platform and they have digitised the abbreviation manual ‘Cappelli’ and made it searchable.

    http://www.adfontes.uzh.ch/

  2. Estoy interesado en realizar un curso de paleografía siglos XVI y XVII, tengo documentos de esas fechas y me interesaría saber interpretarlos. Agradecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *